¿Qué es la libertad por vencimiento de términos?

Tal y como lo explica el artículo 317 del Código de Procedimiento Penal, el vencimiento de términos es la caducidad de un plazo judicial cuando se está llevando a cabo un proceso penal contra un presunto responsable. En otras palabras, es una sanción que se le da a la administración de justicia por no adelantar con debida diligencia los procesos contra una persona que, a pesar de estar privada de su libertad, todavía está amparado por el derecho de la presunción de inocencia.

Para comenzar, el proceso penal consta de varias etapas. En la primera, la Fiscalía recibe una denuncia y empieza a adelantar sus labores investigativas para decidir si archiva o inicia el proceso. Se inicia con una primera audiencia llamada formulación de imputación, con la que se le indica al posible condenado la investigación y las causas: de esta forma queda vinculado al proceso.

Luego de la audiencia de formulación de imputación, tendrán lugar otras tres citaciones, aunque en algunos casos abreviados pueden ser solo dos. Mientras estas diligencias son llevadas a cabo, la Fiscalía puede pedir a un juez de garantías que dicte medida de aseguramiento contra el procesado; esto se puede dar si el victimario representa un riesgo para la comunidad, además de una posible huida u obstrucción de la justicia.

Este proceso se puede demorar meses, aunque, en algunos casos, como en los delitos cometidos en flagrancia, la sentencia se puede conocer pocas horas después de lo ocurrido. Bajo este panorama, se debe aclarar que el vencimiento de términos solo tendrá lugar si hay una medida de aseguramiento en contra de la persona investigada. El individuo en estos casos no es un imputado y todavía está amparado por la presunción de inocencia, razón por la cual la medida de aseguramiento no es una condena y no puede durar indefinidamente.

Por lo que resulta de gran importancia, conocer cuáles son los plazos que tiene la administración de la justicia para llevar a cabo las diligencias penales en contra de los posibles condenados. Por una parte, luego de la formulación de imputación, la Fiscalía tiene que presentar un escrito de acusación para llamar a la persona a juicio. Mientras que se presenta ese escrito, la fiscalía no puede dejar pasar más de 60 días porque habría un vencimiento de términos.

Posterior al escrito de acusación, un juez debe tener presente otro plazo, el cual está estipulado en el artículo 317 del Código Penal. Este lapso será de 120 días para que el juez adelante audiencias de acusación, preparatoria y de juicio. Por último, el juicio deberá ser adelantado en los próximos 150 días.

En esta línea, en su totalidad, la medida no puede durar más de un año, a menos que haya algunos delitos que ameriten solicitar la medida un año más, como delitos contra la administración pública; por lo que, al excederse los plazos consagrados en el código, resultaría en la libertad del imputado o acusado pues se cumpliría con la causal 4, 5 y 6 del artículo 317 del Código de Procedimiento Penal.

RECUERDA, es necesario que un abogado experto de asesore de manera suficiente, verifique si cumples con los requisitos y te ayude a realizar esa solicitud, no dudes en contactarnos en cualquiera de nuestras líneas de atención, recuerda, puedes encontrarnos en Facebook, Instagram, WhatsApp y en nuestra página web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola,
bienvenido a Duque y Asociados estoy aquí para ayudarte.
Estas en ¿Qué es la libertad por vencimiento de términos?